De vertedero radiactivo a ciudad fantasma habitada por liquidadores, retornados, saqueadores, legiones de turistas e incluso ocupas

Chernobyl explota el 26 de Abril de 1986, tras forzar el reactor nº4 durante unos ejercicios. La deflagración deja el núcleo al aire y lanza al exterior fragmentos del combustible radiactivo.
Poco después, se produce el “fallout” o “lluvia radiactiva”. Las partículas en suspensión del aire quedan irradiadas, son dispersadas en la dirección que sople el viento y poco a poco van cayendo al suelo, contaminando todo lo que toquen.
En un primer momento, irradiaron la ciudad de Pripyat donde estaba emplazada la central, luego todas las pequeñas poblaciones ubicadas en kilómetros a la redonda, la vegetación, el suelo, los (leer más)

Isla gemela de Hashima, ambas se encuentran en la prefectura de Nagasaki, en Japón, a 31,4 kilómetros la una de la otra.
Ambas tienen en común que fueron explotaciones mineras de carbón submarino, a cuyas vetas se accedía desde el centro de la isla, a través de intricadas galerías excavadas por debajo del lecho submarino.
Las dos islas fueron edificadas intensivamente para dar alojamiento a los empleados de las minas, construyendo moles de apartamentos en hormigón.
La explotación de Ikeshima fue iniciada en 1959 por la empresa Mitsui Matsushima. Hasta entonces, fue un pequeño puerto de pescadores sin trascendencia. El nombre (leer más)

Esta es una de esas situaciones que son “improbables pero no imposibles”, aunque las expectativas de supervivencia sean prácticamente cero, por no decir nulas.
Uno puede caerse de una silla y desnucarse, a la vez que hay personas que han salido vivas de caídas desde grandes alturas.
Estos casos se pueden agrupar en dos categorías; gente que ha caído atrapada en el interior del fuselaje o trozos de un avión averiado y otros que han sobrevivido a caídas libres con el cuerpo al aire, sin paracaídas.
En la primera entrega del freak show se recogía uno de los casos más famosos (leer más)

En el año 2008 por expreso deseo, Frederic J. Baur, el creador de las patatas Pringles, fue incinerado tras fallecer y parte de sus cenizas, ya que todas no cabían, fueron depositadas en una lata de Pringles.
Baur había comunicado su “karmica” última voluntad a sus hijos años atrás, en la década de 1980. El día de su funeral, tras discutir y llegar a la conclusión de que no había sido una broma (una pista; Frederic tenía mucho sentido del humor), decidieron seguir sus deseos. Antes de llegar a la ceremonia, pararon en una tienda y volvieron a mantener otra (leer más)

Cuando se estrella un avión, dependiendo de cómo caiga y con qué velocidad, es posible que algunos de los pasajeros estallen como un globo lleno de agua tras el impacto, al ser la composición del cuerpo humano un 70% líquido. Obviamente, el fenómeno es más probable si el aparato estalla en el aire.
Este es un ejemplo del tipo de detalle que se suelen omitir cuando se trata el tema de los siniestros aéreos.
Aun así, es un hecho bien conocido; en los vuelos militares donde se transportan tropas, a los soldados les toman las huellas dactilares de la planta (leer más)

Se ha levantado hoy con la imperiosa necesidad de saber qué hacer si alguien le lanzase a los pies una granada explosiva? Esta es la explicación que dio Dan Rosenthal, un veterano de las dos guerras de Irak, perteneciente a una unidad de reconocimiento.
La situación; le arrojan una granada, que es una bola o cilindro metálico relleno de explosivo. Al de 1 ó 5 segundos va explotar inexorablemente (salvo que falle).
Al estallar, la explosión hará añicos la cubierta metálica arrojando sus restos (metralla) con un radio de alcance de unos 10 metros. Si se incrustan en (leer más)